lunes, 27 de diciembre de 2010

Días de niñez en el campo

Refería en esta entrada que la educación hoy se orienta a las competencias básicas, pretendiendo adaptarla a la economía, es decir, formando alumnos sumisos que más adelante se convertirán en trabajadores sumisos, que se adapten a cualquier exigencia de la empresa, y pienso que diferente era allá y entonces.

En la entrada anterior hable de mis abuelos paternos, personas muy presentes en mi niñez ya que cada quince días, días más días menos, la familia acostumbraba visitar.


En el año 1956 se desató una epidemia de polio en la Argentina, afectó a varios niños en el pueblo donde vivíamos, ante el temor del contagio y como medida de precaución, a mi hermana y a mi nos llevaron al campo de aquellos abuelos. Cuánto espacio para jugar y descubrir, ... los pájaros, las plantas, andar en sulky, comer las frutas de los árboles.


En la quietud de la noche se escuchaba el golpeteo de las cubiertas de los camiones sobre el camino asfaltado, también a determinadas horas se podía escuchar el pitar de un tren y el rechinar de las ruedas sobre los rieles, allá lejos.

Recuerdo por las mañanas el mate cocido con galleta de desayuno, en la cocina grande, una mesa larga que por un lado tenía un banco tan largo como ella y por el resto de los lados sillas de paja, la cocina económica, que además de cocer los alimentos servía para calefaccionar el ambiente.

El campo de los abuelos se transformó en un lugar divertido, excitante, plagado de aventuras, descubrimientos y mucho afecto de aquellos seres que en el ocaso de sus vidas esas niñas le devolvían risas, inocencia, ternura y actividad física extra, invitándolos también a volverse medio aventureros, medio exploradores y repartidores de besos y abrazos, ante cada ocurrencia de las pequeñas.

Decía al comienzo de esta nota, que allá y entonces se vivía diferente, todos teníamos actividades que nos permitían aprender en el contacto directo con el hacer, nada de verlo por televisión o por internet, se desarrollaba la imaginación para habitar mundos extraordinarios.

Los adelantos tecnológicos permiten acceder a mucho conocimiento, sin embargo, en la niñez se tiene que priorizar el explorar y descubrir el entorno, experimentar en él, para luego sí investigar: cómo se llama esto o aquello, por qué sucede esto o aquello ...

Dejar que la escuela forme a nuestros niños no es buena idea, según entiendo, tenemos que ocuparnos por despertar en ellos la curiosidad por casi todo y ayudarlos a desarrollar un pensamiento crítico.






miércoles, 22 de diciembre de 2010

La muerte - Aprehendiendo su significado

Hablaba en la entrada anterior de la casa de mi niñez, allí viví hasta los siete años, y me gusta referirme al patio de aquella casa como « El patio de mi infancia », porque en los años primeros los condicionamientos culturales aún no hacen mella, una es toda frescura e inocencia. Hubo dos patios más en mi infancia, pero hablaré de ellos en otras historias.

Lo que voy a relatar es parte de mi infancia, sin embargo, como era muy pequeña y la memoria puede resultar infiel, elijo hacerlo en tercera persona, es decir, contarlo como la historia de una niña cualquiera, ... aceptando que es la suma de mis recuerdos y los relatos de otros, tamizado seguramente por mi subjetividad.

En aquel patio de la infancia había un pinino, era un gallo pequeñito, ignoro cómo fue a parar allí, lo que sí puede decirse es que era parte de la "patota" que habitaba aquel patio: su hermana, las amigas, el perro Toto, ... y otros ... roedores indeseables, arañas y los etcéteras pertinentes, que llegaban con la leña que se utilizaba para calentar el horno de la panadería.

Cuando la niña tenía cuatro o cinco años, la familia aún no había atravesado la pérdida de un ser querido, fue entonces que vivió su primer contacto con la muerte, una joven mujer muere, la que vivía en la casa pegada a la suya, vio a sus padres ir allí inmediatamente, para colaborar en lo que se pudiera y ella por detrás claro. Vio a la difunta aún tendida en la cama, el alboroto que se produjo, la llegada de otros vecinos que se sumaban quizás conmovidos por la juventud de la mujer muerta, seguramente por solidaridad para con sus deudos, fue un hecho nuevo e inquietante.

Otra ocasión en que escucho hablar de la muerte fue sobre un primo de su padre, era aviador, de esos que hacen acrobacias, decían que haciendo un tirabuzón perdió el control de la avioneta y se precipitó a tierra, decían también - murió haciendo lo que amaba -, para ella fue sólo un relato de algo que pasó lejos. Pero al año siguiente de aquellos relatos fueron hasta el lugar donde vivían aquellos familiares, por el funeral claro, algo que antes era de uso y costumbre, ahora no sé si es tan frecuente. El funeral implicaba un conjunto de cosas: primero el rezo de una misa con la familia y amigos del difunto, luego llevar unas flores al cementerio, finalmente despedidas, promesas de encontrarse más seguido, abrazos, besos ... hasta el próximo encuentro; así supo que a los muertos se los enterraba, que se colocaban cruces, ...

Todos estos relatos vienen a cuento porque un día el pinino se murió, y como era de esperarse se le hizo un entierro como manda la tradición: un hueco en un costado del patio, al lado del muro medianero, cruz de madera en un extremo y sobre el montículo de tierra, el día del entierro, unas cuantas flores. Por muchos días el montículo de tierra recordaba al pinino, con el tiempo el montículo fue dejando de ser montículo y en la memoria de aquella niña fue desapareciendo también, el recuerdo del pinino, de algún modo la ausencia se apaciguó con la existencia del montículo, luego los juegos, las risas, ... la vida, reclamaron su atención.

La muerte de su perro fue bien diferente, aquel año fue de vacaciones con sus padres, su hermana y sus abuelos paternos, por lo que hubo que llevar a Toto al campo de los abuelos. Un hermano de su padre vivía con esos abuelos y lo cuidaría hasta el regreso de las vacaciones.

Después de quince días de paseo por Córdoba, provincia ubicada en el centro de la Argentina, poblada de sierras y villas enclavadas en medio de estupendos paisajes, volvieron a la casa. A la semana o poco más, vino de visitas aquel tío que había quedado al cuidado del campo ... y del Toto.

Mientras estaban de sobre mesa, la conversación de los adultos derivó en las novedades del pueblo, ( del que era oriunda la familia paterna y donde estaba el campo ), que fulano había comprado esto, que mengano se había casado, ... y así siguió la cosa hasta que en un momento dado, el tío pregunta: - ¿ a que no saben quien murió ? -, a lo que sus padres contestaron negativamente, con ese cierto tono como si al decir no preguntaran: ¿ quién ?, entonces el tío dijo las palabras menos esperadas - el Toto -, la niña no dijo nada, se levantó, caminó hasta la silla donde estaba su madre, se paro detrás y comenzó a llorar, ... se hizo un silencio denso, al momento comprendieron sus sentimientos, no sabiendo que decir sólo atinaron a preguntar porque lloraba, ... profundamente conmovida por la noticia, sólo pudo decir - yo que tanto lo quería -, ( frase que quedó en el anecdotario familiar ), ... trataron de consolarla, era difícil, pero su tío le hizo saber que el Toto atacaba las gallinas del vecino, ella sabía que el Toto era garronero, tenía visos de verdad lo que decía su tío, ... y continuo: - el vecino enojado le tiró con una escopeta, pero cuando lo traje, lo enterré al lado de la tranquera, cuando vayas al campo de los abuelos podrás visitar su tumba -, y aunque parezca extraño, estuvo triste muchos días, pero encontró consuelo en eso de ir a visitarlo a su tumba, quizás lo asoció con la muerte del pinino, no lo sé, lo cierto es que entre juegos y quehaceres el tiempo paso y con él vinieron nuevas cosas, ... la vida que empuja.


Sin embargo, a partir de entonces, y por mucho tiempo, cada vez que iba al campo de sus abuelos, con su hermana atravesaban el campo, ataviadas con ropa de tíos, porque se producían para hacerlo, iban hasta la tranquera, distante unas diez cuadras, y al lado de la tranquera, donde su tío dijo que estaba enterrado Toto, dejaban flores arrancadas en el trayecto. Fueron muchas las visitas a aquel lugar sagrado para sus afectos, hoy lo recuerda como parte de las vivencias de aquella infancia alegre y despreocupada, cuando iban al campo de sus abuelos.



lunes, 20 de diciembre de 2010

Navidad, Año Nuevo - Mi vivencia

Esta época del año es especialmente alegre y festiva para mi. Desde siempre, desde comienzos de diciembre hasta después de Reyes mi casa paterna se llenaba de colores, risas y familia.

Cuando tenía tres meses de vida mis padres compraron una panadería, estaba al costado de la casa, de modo tal que una puerta comunicaba con el salón de ventas y en la parte posterior del salón estaba la cuadra.


La cuadra es el recinto donde se elabora el pan, allí estaban las maquinarias (amasadora, sobadora, batidora, panificadora, ...), el horno, el torno ( mesa grande donde se trabaja la masa, se estiban los bizcochos, ...) las tablas, los tendillos, las palas ( para introducir el pan en el horno, que cuando se usaban, se acomodaban, en una estructura construida delante de la puerta del horno, a una altura aproximada al metro noventa) y finalmente, adyacente al horno, se encontraba la estufa, recinto pequeño donde se coloca el pan para que eleve. En el patio, una galería recorría la parte posterior de la casa y continuaba por uno de los laterales de la cuadra, formando una L.

Al comenzar diciembre se comenzaba a elaborar Pan Dulce, que en aquellos años, la cobertura superior se hacía pintándolos con huevo ( para imprimirle brillo ) sobre el que se espolvoreaban grageas de colores, las de entonces eran diminutas bolitas de colores, no como ahora que tienen forma de bastoncitos.

Para cocinarlos se llenaba el molde metálico con el bollo de masa, previo introducir unos papeles en mantecados para impedir que se pegue a ellos, de modo que una vez cocidos había que dejarlos enfriar unas horas para sacarlo de los moldes. Esas horas se colocaban en tablas, apiladas hasta una altura de metro ochenta, de modo que la galería se llenaba de multitud de colores.


Cumplo años a mediados de diciembre, cuando entonces me preguntaban cuando cumplía los años respondía: - para el tiempo de los Pan Dulce - imagino que tanta invasión de color emocionaba gratamente a aquella niña, seguramente, como niña que era, pensaba que eso se debía a su cumpleaños, los niños siempre se sienten el centro del mundo. Cómo no tener entonces esta sensación de Bien Estar, cómo olvidar tantos colores en la casa, esa sensación de estar de fiesta más de un mes, porque después se continuaba con las Fiestas, regalos en Noche Buena, brindis, la casa se llenaba de gente, tíos, primos, ... había música, que se reproducía en toca disco, como se llamaba entonces, boleros, tangos, pasodoble, vals, ... comidas, risas, juegos, cohetes, cañitas voladoras que pintaban el cielo de colores ... cómo no amar estos días alrededor de las Fiestas, cómo no tener necesidad de compartir, reir, jugar, bailar, ...

Las cosas cambian, la elaboración del pan ya no es igual, los agregados químicos, la manera de trabajar la masa, los hornos eléctricos, ... hacen que el pan tenga otro gusto, y no es sólo una opinión personal, otros opinan lo mismo, encontré estos vídeos, realizados por un grupo de estudiantes del Colegio Calasanz, subidos por Julián Profeta. El grupo 1 de taller de vídeo, en el año 2007 hizo este Documental, dividido en dos partes, con actuales panaderos que conservan la forma artesanal o tradicional de elaborar el pan, podrás apreciar las diferencias dónde están y además hacen una pequeña reseña histórica de cómo se introdujo la panadería en la Argentina.



La segunda parte, elaborada por el mismo Grupo 1 de taller de vídeo del Colegio Calasanz de Buenos Aires, Argentina, en el año 2007.



Las Fiestas son un motivo para celebrar la vida, para invocar a los que ya no están físicamente con nosotros, pero que siguen estando en nuestros corazones, recordar los momentos compartidos y agradecer el haberlos conocido.

Si aprendemos de los niños a apreciar las cosas simples, pasar horas observando cómo los pájaros construyen sus nidos, o una puesta de sol, o escuchar el agua correr, ... cuanto más creativos y plenos nos sentiremos. Es cuestión de darse permiso para parar y disfrutar de cada momento, de cada encuentro, para volvernos más afables, más compasivos, ... y cuánto más próximos estaremos de nuestros seres más próximos.




Felices Fiestas y que sea próspero el Año Nuevo, ... que sea PLENO. Un año más sí, pero como digo siempre, - pero estamos aquí para contarlo, ... que no es poco -.

Felicidades



miércoles, 15 de diciembre de 2010

Niños talentosos

Terminaba la entrada anterior proponiendo que los niños sean protagonistas de sus propias vidas y la celebren, pero hay niños excepcionales, nacen con un don que uno no puede menos que ayudarlos a cultivar, desarrollar, sin perder de vista que son niños.

Aquí te traigo esta niña de cuatro años que canta acompañándose con el piano, juega con las teclas, uno sólo procurará conseguir los maestros que los orienten en la técnica, en la elección de las melodías que mejor se adapte a su edad.


Ahora veamos a esta niña de cinco años, realmente parece increíble para los que como yo en estos rubros somos normalitos, normalitos, ella lo haga tan simple ... admirable.



Y este joven talento, con que gracia, con que pasión toca el ukelele, interpretando un tema de The Beatles, Obladi Oblada realmente encantador.


Por último, quiero sorprenderte con esta niña de tres años, un talento con gran potencial.



Más allá de la admiración que todos ellos me despiertan quiero, para terminar esta entrada, decir que deseo que no olvidemos que son "pequeños" genios musicales, hago votos para que sus padres lo tengan presente, son niños y habrá que procurar el mayor disfrute en esta etapa de sus vida, si su pasión es la música y desean más que otra cosa estar con el instrumento que eligieron, pues adelante, será un juego para ellos, sin embargo, no se tendría que volver una obligación permanente el mostrar su talento, ... habrá tiempo para hacerlo.



martes, 14 de diciembre de 2010

Educación en competencias básicas

Leía un artículo que realmente me asombró, aunque viendo lo que sucede con la educación en estos días, me temo que tiene mucho de cierto. Según el artículo, la educación impartida en las escuela se orienta a las competencias básicas, que nació en una Cumbre económica celebrada en Lisboa, donde lo que pretenden, y están consiguiendo, es adaptar la educación a la economía, formando alumnos sumisos que más adelante se convertirán en trabajadores sumisos, que se adaptarán a cualquier exigencia de la empresa.

Lo malo de todo esto es que la sociedad se vuelve sumisa a cualquier propuesta bien armada desde los medios de comunicación masivos, imponiendo ideas o productos, que en manos de inescrupulosos puede ser un gran negocio, porque lleva a gastar y gastar, ... porque todo el mundo lo tiene, o porque todo el mundo lo hace.

No hace mucho, y en parte por la ignorancia sobre holografía, se promocionaba una pulsera plástica que tenía un holograma, y decían: - mejora la vida incluso de personas enfermas, gracias a las frecuencias naturales creadas por el holograma -, sumado a ello una gran promoción en los medios, como aquí puedes ver.


Fue un éxito en ventas, se puede inferir que la nueva religión mundial es la economía, perdemos poco a poco el sentido crítico y singular que cada uno tenemos, para aportar al crecimiento social, espiritual ... poco a poco entramos en el « Efecto de la rana ».

Si arrojas una rana en un cubo con agua hirviendo, ésta salta inmediatamente, pero si metes una rana en un cubo de agua a temperatura ambiente y lo calientas poco a poco hasta que el agua hierve, la rana muere sin capacidad de reacción. Pues lo mismo pasa con la sociedad, poco a poco nos van moldeando a su antojo.

Te contaré una historia personal, porque tengo la creencia que antes a los niños se los condicionaba menos. Desde muy pequeña mostré interés por la naturaleza, los mecanismos, por entender como funcionaban las cosas. Para reyes de mis cuatro o cinco años me regalaron un autito a cuerda, de chapa claro (en la década del cincuenta no existía el plástico, ni la goma para la fabricación de juguetes), y mirando hacia atrás tengo que agradecer a la vida los padres que me tocaron, porque no se preguntaron si era un regalo para una niña o no, sabían que tenían una hija singular y la amaban, que más agregar, Bien por ellos ! ... y por mi !, a eso le llamo criar a una niña sin estereotipos.

Decía que me regalaron un coche que se conformaba con dos partes, la carrocería por arriba, la base con las ruedas y el sistema de la cuerda, por debajo. El chasis tenía unas pequeñas aletas que se introducían en unos agujeritos que había en la base, una vez pasadas las aletas por esos agujeritos se doblaban y quedaba armado.

Al rato de haberlo recibido ya lo había desarmado, cuando mi madre vio el coche en dos partes me preguntó que había pasado, entonces dicen que muy suelta contesté - yo quería saber que era eso de la cuerda, como funcionaba - y agregue, - no te preocupes, puedo volver a armarlo - y con cuidado enhebre las aletas por los agujeritos, las doble y Voile ! otra vez estaba el auto entero. Como nota quiero agregar que aquel auto era como el de la foto, sólo que en color azul.

Creo que cosas simples como estas, permiten descubrir el mundo que nos rodea, fomenta la imaginación, crear mundos, historias, juegos, ... y no esperar que otros moldeen los sueños de nuestros niños.

Hoy vía internet o los medios de comunicación, sabemos que pasa en cualquier parte del mundo, minuto a minuto, aunque este del otro lado del globo, y muchas veces perdemos de vista las pequeñas situaciones cotidianas que nos hacen bien tanto emocional como espiritualmente.

Para no caer en el «Efecto de la rana» propongo entonces, acrecentar en los niños las actividades simples, ... observar cómo los pájaros hacen sus nidos, las hormigas cargando hojas mucho más grande que ellas, como aparecen y crecen los brotes en las plantas, y se desarrollan, la aparición de las hojas, apreciar el colorido de las flores ... También los objetos en desuso pueden transformarse en excelentes medios para ver al desarmarlos cómo son por dentro, que los hace funcionar ...

Es igualmente valioso pasar un buen rato del día escuchando música, cantando. Propongo en fin, que los niños se conviertan en PROTAGONISTAS de sus propias vidas y la celebren.



domingo, 12 de diciembre de 2010

El entorno puede ayudar a desarrollarnos

Historia de vida extraordinaria, decía en la entrada anterior cuando refería la de Jessica Cox, joven sin brazos que alcanzó más de lo que pudo imaginar. Decía allí que los límites para lo que queremos alcanzar sólo existe en nuestra cabeza, en nuestros pensamientos.

Cuando somos capaces de imaginar algo para nosotros, si trabajamos con entusiasmo, si dedicamos tiempo y le ponemos pasión ... nada impide alcanzarlo, ... y a veces el resultado puede ser exquisito y conmovedor, para nosotros mismos y para los demás.

Las palabras nunca alcanzan para describir belleza, admiración, ... mira el siguiente vídeo y dime si puedo con palabras describir los sentimientos que movilizan esta pareja de baile. A ella le falta un brazo, a él una pierna, y sin embargo que exquisita danza han dejado aquí.


Oí alguna vez algo así - cuando estés indeciso ante un nuevo desafío que te plantea la vida, tirate desde lo alto de tu ignorancia y veras cómo mientras caes despliegas tus alas - si pretendemos tener todas las respuestas nunca iremos a ninguna parte, las respuestas se encuentran andando y además, descubrimos quienes somos mientras lo hacemos.

lunes, 6 de diciembre de 2010

El entorno y las preferencias

Cuando andaba por mi adolescencia, quizás porque de niña oí hablar sobre un pariente lejano que realizaba vuelos en avioneta, que por cierto, en una acrobacia de tirabuzón perdió la vida, o por alguna otra razón que no recuerdo, ambicionaba aprender a pilotear avionetas, me preocupaba el hecho de que soy miope, me preguntaba que pasaría con los exámenes psicofísicos, pero ese deseo estaba allí, no era muy importante, pero allí estaba.

Era habitual en mi familia, cuando había fiestas en el aeródromo local, ir a ver a los paracaidistas, los vuelos de bautismo, se pasaba un día de campo, mientras observábamos los diferentes números que ofrecía el espectáculo, pero nunca había subido a una avioneta.

Por mis veintitantos, en uno de esos festivales en el aeroclub, me anote para tomar un vuelo de bautismo, recuerdo que en el viaje además del piloto íbamos cuatro pasajeros, uno al lado del piloto y los tres restantes en el asiento trasero, apretados claro porque es un lugar para dos personas, pero bueno nos subieron a tres, y ahora recuerdo que también llevaba en brazos a una de mis sobrinas, de unos cuatro añitos.

El vuelo partió, siempre había tenido la curiosidad de cómo se vería la ciudad, los campos ... desde el aire, y lo vi, pero que sensación de vulnerabilidad, de estar a merced de que el piloto no cometiera errores, que la parte mecánica funcionara correctamente, de que el viento ... en fin que sentí miedo, literalmente miedo, recuerdo que por un momento pensé - si nos desplomamos yo me cuelgo del caño que sostiene el ala -, absurdo ... claro, pero con estos pensamientos entretenía mi mente para calmar la ansiedad que tenía allá arriba.

Este vídeo ilustra un poco lo que se ve allá arriba y cómo es el interior de una de estas avionetas, esta es un cessna.


Después de aquel vuelo supe que ya no deseaba aprender a volar avionetas, no me interesó aprender cómo funcionaban los comandos, sobre la velocidad y orientación de los vientos, y un largo etcétera que implica esta disciplina, fue sólo una pasión platónica con la aviación, la vivencia puso en perspectiva mis deseos versus la sensación que atravesé.

Cuando tenía unos dos o tres añitos vivía en un pueblo pequeño, mayoritariamente de gente trabajadora de una fábrica textil, mis padres tenían un comercio y los días eran monótonos y semejantes, salvo cuando pasaba algo extraordinario, o sea fuera de lo rutinario, como lo fue el aterrizaje de un helicóptero, todos los que estaban en sus casas salieron hacia allá, el rumor se corrió y mi hermana, de unos cuatro o cinco años allá fue también, siguiendo el alboroto, quedó como anégdota que llegó y se subió al helicóptero, como si nada, pero eso no tuvo impacto en mi, ya que nunca se me ocurrió querer volar en helicóptero. Pero veamos un pequeño vídeo de estos aparatos, es moderno, algo diferente al de allá y entonces, más pequeño, con una sola hélice, pero útil para mostrar como son.


Todas las vivencias que uno atraviesa, sobre todo en la niñez y / o adolescencia, van despertando en nosotros deseos, fantasías, ilusiones, que van determinando gustos, elecciones, ... y poco a poco nos encaminamos por un sendero que va dibujando un trayecto de logros y frustraciones, avances y estancamientos, vamos reconociéndonos durante la travesía, quienes somos frente al triunfo, frente al fracaso, qué desafíos estamos dispuestos a proponernos y cuales dejamos pasar, y por qué.

Todo esto va conformando nuestro carácter, nuestras certezas, nuestras búsquedas existenciales, aprendemos del valor de compartir, de la compasión, del hacer con otros, del hacer de otros ... Quiero aquí traerte una historia que me llegó vía mail y que vale conocer porque Jessica Cox merece admiración y respeto, inspira para seguir adelante pese a todo, y es una muestra inequívoca que el límite es algo que nosotros mismos construimos, con nuestras creencias y prejuicios, que sostenemos por costumbre o miedo, pero que al mismo tiempo coartan nuestra libertad de ser, obstaculizan el brindar lo mejor de nosotros mismos.

Jessica Cox es una veinteañera que tiene el título de Psicóloga, cinturón negro en Taekwondo, licencia de conducir, es una brillante motivadora y además, tiene licencia de piloto de avionetas, te preguntarás y porque tanta bulla, pues Jessica, por una extraña enfermedad congénita nació sin sus dos brazos, sin embargo, su condición no fue impedimento, ya que con sus dos fuertes piernas hizo y sigue haciendo lo que nadie imaginó podría hacer.


Esta historia de vida extraordinaria, muestra que los límites existen en nuestra cabeza, si somos capaces de imaginar algo, con trabajo, esfuerzo y tiempo ... podremos alcanzarlo. En el siguiente vídeo puedes verla en acción.


Nada detiene al que esta determinado a lograr materializar sus sueños.



jueves, 2 de diciembre de 2010

El entorno - Otro elemento

Refería en la entrada anterior, que aprendemos por aquellas cosas que llaman nuestra atención, distraemos horas por el placer de apropiarnos de un saber, por adquirir una habilidad, una destreza, y las cosas que llaman nuestra atención, claro esta, depende no sólo por el lugar que ocupamos en nuestras familias, en la sociedad a la que pertenecemos, también el entorno geográfico puede resultar determinante en nuestro quehacer diario.

Hoy quiero hablarte de estos expertos que gozan de la adrenalina extrema, son profesionales entrenados, con trajes alados y el resto tiene que ver con la física, en otras palabras con la gravedad, seguramente la mayoría se crió en un entorno montañoso y desde niños aprendieron a respetarla y al mismo tiempo tratar de conocerla y desafiarla, por que no.

En el siguiente vídeo verás a Jokke, con traje aéreo (wingsuit) modelo Vampire 3, luego pasa Dominik que lleva un traje Phantom 2 y el tercero en pasar es Johnny que lleva un modelo Vampire 2.


El vídeo fue realizado en la curva de la carretera Trollstigen (la escalera del Troll) en Noruega, su inclinación y sus once curvas de 180º la convierte en un lugar especial.

El principio fundamental de estos trajes es retener el aire, el saltador Miles Daisher explica cómo funciona uno de los trajes aéreos (wingsuits) con los que practican el salto BASE. El traje tiene tres alas (las de los brazos y una más grande en las piernas), está hecho de nylon y contiene unas pequeñas canalizaciones que permiten circular el aire y aumentar la resistencia a la caída. Les permite desplazarse en una proporción de 3 a 1, es decir, recorrer hacia delante tres veces más distancia que hacia abajo, pura física.

Ahora podrás apreciar los trajes con más detalle al tiempo que veras otros vuelos que da vértigo de sólo verlos dejarse caer de esos acantilados.


Por último verás una recopilación de los mejores vuelos de los saltadores de Phoenix-Fly, entre 2009 y 2010.



También son capaces de volar en formación y componer figuras en el aire.

Si quieres ampliar información referida a los hombres voladores puedes visitar Fogonazos, un sitio del periodista Antonio Martínez Ron.





jueves, 25 de noviembre de 2010

Las ciencias - Un camino

En las últimas entradas he recorrido, muy sucintamente, el camino que siguieron los científicos en el campo de la física, las matemáticas, ... y en todas puede apreciarse cómo cada uno se apasionó con alguna parte del conocimiento, lo estudió, se preguntó, experimentó, innovó y cada uno fue haciendo aportes al saber universal. A veces sólo fueron aproximaciones, con errores inclusive, en otras ocasiones hicieron aportes que lo cambió todo sustancialmente, y desde una perspectiva más general, se puede inferir que así es en casi todos los aspectos de la vida.

Desde aquello que llama nuestra atención, quizás desde muy pequeños, se perfila un camino de elecciones, aprendemos primero jugando a descifrar este o aquel objeto, por alguna razón distraemos horas por el placer de apropiarnos de ese saber, por adquirir esa habilidad, esa destreza, y así vamos desarrollando herramientas y estrategias que nos preparan, para enfrentar nuevos desafíos, para atravesar nuevas "aventuras" que nos propone el diario vivir.

Según entiendo, la vida es como un camino en espiral, a veces creemos que caminamos en círculos concéntricos alrededor de las mismas cosas, sobre todo de aquellas que no podemos entender, (una pérdida, el abandono, el fracaso, ... ) pero con el tiempo uno aprende que con cada vuelta a las cosas, nos elevamos un poquito, hay una sinrazón que a veces nos paraliza ante determinados hechos o circunstancia de nuestra vida, tenemos la sensación de inmovilidad, y sin embargo, lo cierto es que avanzamos a pesar de nosotros mismos.


Día con día vamos entendiendo, aunque sea un aspecto de lo que nos sucedió o sucede, vamos asumiendo cosas propias que nos vuelven más humanos, entendemos que somos falibles, que a veces erramos la apreciación, que no actuamos siempre bien, nos arrebatamos, nos enojamos, ... y poco a poco aprendemos a apreciarnos, a aceptarnos. Entendemos que somos sujetos de aprendizaje continuo, desarrollamos la empatía, eso de ponerse en los zapatos del otro, que conforme la ejercitamos desarrollamos el sentido de la compasión, la tolerancia, ... comenzamos a apreciar los silencios en el encuentro, a veces sólo cuenta estar, contener con la presencia, hay situaciones en que sólo podemos estar con el otro, sin más.

Ciertos tramos de ese camino en espiral están bien iluminados, tenemos una claridad meridiana sobre determinadas cuestiones, sin embargo, otros están en la oscuridad total, caminamos a tientas, a veces sentimos que aparecen fantasmas, ( recuerdos dolorosos, miedos sin razón), uno se siente vulnerable ... alguien me dijo alguna vez - no temas, si aparece algún fantasma, párate, míralo de frente, si después de un momento sigue estando allí, hazle BHUUU ... verás que saldrá corriendo, porque los fantasmas no soportan el sentido del humor - y es así para mí, cuando las cosas se ponen algo confusa la condimento con una buena dosis de humor, y al tiempo que sobrellevo el momento me creo un espacio interno de entendimiento, de forma relajada y divertida.

Si aprendemos a reírnos de nosotros mismos aligeramos la carga, sin embargo, a veces las cosas se ponen difíciles, es entonces como dice Isabel Allende, que necesitamos detenernos, acomodar la carga para luego poder seguir.

Aprendemos andando que los triunfos, los fracasos, ... son etiquetas que solemos poner a etapas de nuestra vida, o la de otros, ... Aprendemos andando que son sólo rótulos, que lo realmente valioso es atravesar esas etapas con cierta dignidad, conocernos o reconocernos, en cada una de ellas ...

martes, 16 de noviembre de 2010

Teoría de la Relatividad - Otra mirada - 7º Parte

Para describir lo que nos rodea tenemos que situarnos en un marco de referencia adecuado. Para indicar qué es un círculo lo mejor es tomar una hoja de papel y dibujarlo. El círculo tiene dos dimensiones espaciales y el papel igual. El plano del papel es un marco adecuado. Si queremos mostrar una esfera, ya no sirve el papel, porque la esfera es un cuerpo, por ende tiene tres dimensiones, y el papel sólo dos.

¿ Cuántas dimensiones tiene nuestro universo y cómo podemos imaginarlo y describirlo ?

Einstein sabía que la luz (y toda la radiación electromagnética) se mueve como máximo con una velocidad de 300.000 km / s y se atrevió a proponer que nada en el universo podía superar esta velocidad de la luz. Esta es la base de su teoría especial de la Relatividad. Pero lo que nos interesa aquí es que, si su teoría es correcta, podemos "describir las distancias como tiempos". Podemos decir que un kilómetro es la distancia que recorre la luz en 1/(300.000) segundos. Con Einstein nos damos cuenta de que los conceptos de espacio y tiempo están mezclados; que para describir nuestro universo necesitamos las tres dimensiones espaciales más la dimensión temporal, simultáneamente. Lo llamamos el espacio-tiempo de cuatro dimensiones, y, por lo que sabemos hasta ahora, es el marco más adecuado para entender el universo actual.

Aunque podemos entenderlo con ayuda de las matemáticas, es difícil imaginarnos realmente el espacio-tiempo de cuatro dimensiones (los físicos que investigan en ello tampoco pueden hacerlo mucho mejor). Nuestros cerebros se han desarrollado por evolución adaptándose a un entorno tridimensional no cuatridimensional. Visualizar un espacio de cuatro dimensiones es más fácil que explicar la esfera de tres dimensiones con las dos dimensiones del papel, esto último no es imposible (porque nuestro cerebro sí imagina tres dimensiones espaciales) pero no es fácil, y probablemente acabemos echando mano de las matemáticas. Recordemos el vídeo del Doctor Quantum mostrado en otra entrada, al finalizar, cuando trataba de explicar el espacio tridimensional a un círculo en un espacio bidimensional.

Para entender el espacio-tiempo haremos el problema más fácil, de modo que podamos visualizarlo. Imaginemos que sólo hay una dimensión espacial y que Einstein nos pide que inventemos el espacio-tiempo de dos dimensiones. Entonces dibujaríamos un gráfico donde un eje (por ejemplo el horizontal) fuera el espacio y sobre el otro (el vertical) indicáramos el tiempo. En el eje del tiempo podemos poner marcas, por ejemplo, cada segundo. En el de dimensiones también ponemos marcas, por ejemplo, cada metro. Ahora jugamos a poner sucesos reales en este gráfico. Por ejemplo, tú estás quieto a tres metros de mi. Tu trayectoria en el gráfico espacio-tiempo es la línea recta vertical que se muestra en la figura, porque aunque tú estas quieto, el reloj sigue marcando los segundos, tic tac, tic tac ... y por eso tu trayectoria es una recta que se alarga a medida que el tiempo pasa.

Ahora supón que te alejas de mi con una velocidad de 1 metro por segundo, o lo que es igual 60 metros por minuto. Tu trayectoria en el gráfico espacio-tiempo es una línea recta inclinada, porque por cada segundo del reloj te alejas un metro de mi.

Modifiquemos ligeramente el gráfico, y pongamos en el eje horizontal (el de las distancias) la altura que tienes y en el vertical sigo indicando tiempo. Intenta visualizar ahora que si das un salto hacia arriba tu trayectoria en el gráfico espacio-tiempo es una curva llamada parábola, supuesto claro que hay una fuerza de gravedad que "tira" de ti hacia abajo. Porque conforme pasa el tiempo tu ocupas dos posiciones o bien parado o bien en la máxima altura que alcanzas al saltar, pero no te alejas ni te aproximas a mi. Resulta interesante esto, las trayectorias en el gráfico espacio-tiempo son curvas cuando actúa la gravedad.

Ahora vamos a ser más valientes y vamos a representar la trayectoria en un gráfico espacio-tiempo de tres dimensiones (ahora serán dos dimensiones espaciales más el tiempo) de un planeta (por ejemplo la Tierra) en órbita circular alrededor del Sol. Ya hemos aprendido que el eje del tiempo siempre corre igual, los segundos aumentan monótonamente como dice nuestro reloj tic tac, tic tac ... así que la trayectoria de la Tierra en este gráfico es una hélice regular y de sección circular. Para hacer este gráfico, tenemos un problema insalvable (describir tres dimensiones en un mundo de dos, el papel) que arreglamos mal que bien como es habitual, con una perspectiva.

Pero lo importante es que vemos de nuevo que donde hay gravedad (la Tierra y el Sol atrayéndose) las trayectorias en los gráficos espacio-tiempo son curvas (no son líneas rectas). Este resultado es la clave para entender la genial idea de Einstein sobre la gravedad: si en el universo siempre hay gravedad, dado que hay muchas masas y la fuerza gravitatoria tiene un radio de acción infinito, entonces todas las trayectorias en el espacio-tiempo han de ser líneas curvas. "Qué Universo tan curioso!", pensaría Einstein, "no hay trayectorias rectas, todos los cuerpos van en trayectorias curvas viajando por el espacio y por el tiempo ... Entonces, ¿ por qué empeñarse en describir el Universo usando un espacio plano de tres dimensiones ...? ¿ No sería mucho mejor imaginar que el espacio-tiempo no es plano, sino que se ha "deformado" por las masas adquiriendo una geometría no-euclidiana?"

En un espacio no-euclidiano ocurren cosas muy diferentes al normal: por ejemplo, puede que la línea más corta entre dos puntos sea una curva (y no una recta, como en el espacio plano). Puede que dos paralelas se corten en un punto o en infinitos puntos. Visualicemos estos conceptos que aparecen tan abstractos con un simple globo terráqueo.

Supongamos que desde dos puntos del Ecuador salen dos barcos, y siempre lo hacen en línea perpendicular al Ecuador, rumbo al Polo Norte, si dibujamos las líneas de sus trayectorias sobre un globo terráqueo, veremos que estas líneas se acercan conforme se acercan al polo.

Ahora imaginemos que no vemos el globo terráqueo y que sólo vemos a los dos barcos yendo hacia el Polo Norte (es de noche, los barcos llevan una potente luz y los vemos desde la Luna). Entonces parecería que los barcos se atraen entre sí (como si existiera una fuerza de atracción entre ellos) según se van juntando en su camino hacia el Norte.

Esta es la base de la relatividad general de Einstein: las trayectorias de los objetos bajo la fuerza de atracción gravitatoria pueden describirse como trayectorias en el espacio-tiempo curvado.

En síntesis, Einstein, con su idea de conectar la gravedad con la geometría, cambió drásticamente el concepto de interacción gravitatoria. La gravedad ya no es una fuerza sino una deformación del espacio-tiempo. De paso, cambió ligeramente la fórmula de la gravitación de Newton, de modo que su teoría explica perfectamente (o sea, hasta la precisión a la que somos capaces de medir) todos los experimentos y las observaciones astronómicas, incluida la discrepancia de la órbita de Mercurio.

Desde el punto de vista de Newton, la Tierra sigue una trayectoria en el espacio euclidiano en forma de elipse (es casi una circunferencia) alrededor del Sol. Desde el punto de vista de Einstein, la Tierra sigue la trayectoria más corta posible (una geodésica o "recta" generalizada) en un espacio-tiempo que ya no es euclidiano porque ha sido deformado por la masa del Sol.

El tiempo se deforma por la masa al igual que el espacio, y se deforma más cuanto más cerca esta de ella.

Similarmente, al describir un suceso en el espacio-tiempo, pueden intercambiarse las coordenadas espaciales con la temporal, de modo que cierta cantidad de tiempo (hacia el pasado o el futuro) puede convertirse, si tomamos otro origen de coordenadas, en cierta cantidad de espacio (por ejemplo, hacia arriba o hacia abajo). Las coordenadas espaciales y la temporal del espacio-tiempo están completamente entremezcladas, tienen la misma naturaleza.


Como siempre, puedes ver más detalladamente aquí todo lo dicho.




martes, 9 de noviembre de 2010

Teoría de la Relatividad - Otra mirada - 6º Parte

Repasando entonces lo dicho en las entradas anteriores hay que decir que Newton reflexionó sobre el hecho de que los cuerpos pesaban en la Tierra y que los astros giraban en torno a otros astros, y se imaginó que había una fuerza universal (que actuaba en todos lados) que hacía que los cuerpos se atrajeran entre sí. Esta fuerza se manifestaría tanto en la atracción de un cuerpo por la Tierra - su peso - como en la atracción entre cuerpos del Sistema Solar (y de todo el universo) que les hace girar unos en torno a los otros. La llamó "fuerza de gravitación universal" o "gravedad".

Según Newton, la gravedad sería una fuerza instantánea (es decir, cualquier cuerpo notaría inmediatamente si hay otro cuerpo, y sufriría su atracción) y actuaría a distancia, es decir, la intensidad de la fuerza dependería de algo (el otro cuerpo) que puede estar muy alejado, sin que haya contacto entre los cuerpos.

El culpable del "casi" en la teoría de Newton fue el planeta Mercurio, el más cercano al Sol. Cuando los astrónomos usaron la fórmula de Newton para calcular su órbita alrededor del Sol, y su posición aparente en el cielo, visto desde la Tierra, y compararon esos cálculos con las observaciones, encontraron que eran casi iguales, pero había una pequeña diferencia en la posición real de Mercurio, cada año parecía cambiar su posición. "Ese error en los cálculos es ciertamente pequeño, pero muy importante", dijeron los astrónomos. "Nuestras observaciones son mucho más precisas y no podemos aceptar esa diferencia como si fuera un error en nuestras medidas. Sin embargo, tenemos una explicación: hay que tener en cuenta que Mercurio no sólo es atraído por el Sol, sino también por los demás planetas - Venus y la Tierra, que están cerca, pero, sobre todo, Júpiter y Saturno, los planetas gigantes, y todos los demás -". Así que calcularon - usando siempre la teoría de Newton - la posición de Mercurio, teniendo ahora en cuenta todos los cuerpos del Sistema Solar, y efectivamente, encontraron que, el error anual en parte podía explicarse por la influencia gravitatoria de los otros planetas. Esto era casi perfecto ... pero aún no era exacto. La diferencia entre la posición calculada para Mercurio y la observada era ahora más pequeña, pero ahí estaba. Era un error pequeño pero inquietante: ¿ por qué no funcionaba exactamente la teoría de Newton con Mercurio, cuando sí parecía funcionar con todos los demás planetas.?

Fue Einstein quien propuso una teoría diferente a la de Newton y pudo por fin explicar la diferencia en la posición de Mercurio. Sin embargo, lo que llevó a Einstein a revisar la teoría de la gravitación de Newton fue un concepto (el de acción instantánea a distancia) y no la observación discrepante de Mercurio.

Para seguir la línea de razonamiento de Einstein, primero tenemos que recordar que su teoría de la relatividad especial parte de que nada puede propagarse más rápido que la luz. Y, segundo, si hacemos un "experimento mental", de los que tanto le gustaban a Einstein, e imaginamos la "desaparición instantánea del Sol". Sabemos que el Sol nos envía luz y que esta luz viaja a 300.000 km/s, así que tarda unos 8 minutos en recorrer los 150 millones de km que separan el Sol de la Tierra: la luz nos llega 8 minutos después de salir de nuestra estrella. Imaginemos ahora que el Sol desaparece de repente, que instantáneamente se volatiliza. Si así fuera, aún tendríamos 8 minutos de luz en la Tierra antes de que empezara la oscuridad. Ocho minutos no es mucho, pero es algo: aunque vemos su luz y su imagen en el cielo, el Sol ya no está ahí. Einstein ya sabía todo esto, no le preocupaba ese retraso de 8 minutos en la luz. Lo que le preocupó, y mucho, fue darse cuenta que, si el Sol ya no estaba ahí, entonces tampoco atraería a la Tierra (ni a los demás planetas). O sea, la Tierra ya no sufriría la atracción gravitatoria del Sol, ya no giraría en torno a él; se iría por la tangente de su órbita. Y lo importante es que esta salida de órbita de la Tierra, si es correcta la teoría de Newton de que la gravedad es instantánea, ocurriría inmediatamente, sin ningún retraso, ni de 8 minutos ni de nada. Esto chocaba frontalmente con la relatividad de Einstein: era un contrasentido. Una información - la luz - viajaría a 300.000 km/s, mientras que otra información - la gravitacional - viajaría con velocidad infinita, y ambas informaciones estarían originadas por el mismo fenómeno, la desaparición instantánea del Sol. O bien su teoría de la relatividad especial no era correcta o bien la teoría de Newton de fuerza instantánea no era correcta. He ahí su dilema. Einstein se puso a revisar su teoría y empezó replanteándose el concepto de observador inercial.

Se vio obligado a revisar la ley de la gravitación de Newton porque no quería abandonar su teoría de la relatividad. Asi que, dado que el problema era conceptual, empezó por replantearse otro concepto diferente (y no se preocupó por la discrepancia observacional en la posición de Mercurio). Ese concepto era el del llamado observador inercial, es decir, el del observador sobre el cual no actúa ninguna fuerza. Pero, pensó, ¿ puede existir realmente un observador sobre el cual no actúe ninguna fuerza ?. En el universo hay muchísimos astros (planetas, estrellas, galaxias, ...) y además la fuerza de la gravedad tiene radio de acción infinito, o sea, aunque la distancia se haga muy grande, siempre vale algo. La fuerza sólo se hace estrictamente cero cuando la distancia es infinita. Por tanto, la definición de observador inercial es irrealizable en la práctica. Pero lo malo para Einstein era que esto resultaba un serio problema tanto para la teoría de Newton como para la suya de la relatividad especial, donde los observadores inerciales son el punto de partida. El dilema se complicaba más aún, pero Einstein encontró una salida ingeniosa a estos problemas con su teoría de la relatividad general.

Einstein construyó su nueva teoría de la gravitación (a la que llamó teoría general de la relatividad) como una salida muy ingeniosa a los problemas conceptuales. La genial idea de Einstein fue suponer que la gravedad (que está por todos los lados y en todo momento en el universo) está íntimamente unida al espacio y al tiempo (que obviamente están también por todos lados del universo y en todo instante). Propuso que el nexo de unión era la geometría: lo que ocurre, dice Einstein, es que, en presencia de una masa, el espacio-tiempo se "deforma", de modo que cualquier otra masa nota ese espacio deformado, y se ve obligada a seguir trayectorias diferentes a cuando estaba el espacio sin deformar (sin ninguna masa).

¿ Qué significa la deformación del espacio ?, significa que el espacio adquiere una geometría diferente de la que estamos habituados (el llamado espacio plano o euclidiano) y la genialidad de Einstein la trataré de mostrar, mediante ejemplos, en la próxima y última entrada referida a la Relatividad.

Como siempre si quieres ahondar sobre este tema, puedes consultar en este sitio a donde he ido para armar esta entrada.

Dejo el siguiente vídeo que recorre desde la Teoría de Newton hasta la Teoría de Einstein.





martes, 2 de noviembre de 2010

Teoría de la Relatividad - Otra mirada - 5º Parte

Como dije, Einstein trataba de simplificarlo todo, él pensaba que cualquiera fuera el estado de movimiento de un cuerpo, siempre sería relativo.

Decía que tanto las leyes de la mecánica newtoniana, como la teoría especial de la relatividad, son válidas si las mismas se miden o se verifican dentro de sistemas especiales llamados galileanos, y no lo son en sistemas no galileanos. (sistema galileano es aquel en el que la longitud y el tiempo no son afectados por el cambio de velocidad)

Entonces se pregunta ¿ qué hace que un tipo de sistemas de coordenadas sean preferibles respecto a otros ?, esta paradoja o incongruencia la explica a partir de una comparación o imagen.

Dice: supongamos que no conociéramos lo que es el fuego, y nos encontramos en una cocina donde hay dos ollas exactamente iguales con agua hasta la mitad, de una sale vapor y de la otra no, nuestra lógica nos llevará a buscar la causa de esta diferencia aparentemente no razonable. Si viéramos que debajo de una de estas ollas hay una especie de luz azulada (una llama), aunque nunca hubiéramos tenido la experiencia del fuego, inmediatamente lo asociaríamos a la causa de la producción de vapor. Si esto no ocurriera, estaríamos sorprendidos y perplejos e intentando encontrar la causa de este comportamiento extraño.

En forma análoga él buscaba qué era ese algo en la mecánica clásica o en la relatividad especial, al cual atribuir la diferencia en la conducta de los cuerpos considerados respecto a los sistemas de referencia galileanos y no galileanos.

Imaginemos un observador en un compartimiento en el espacio intergaláctico donde no se ejerce sobre él ningún tipo de fuerza. Imaginemos ahora que este compartimiento sufre una aceleración (es decir cambia su velocidad de reposo absoluto a una velocidad determinada v) siendo la misma constante. En ese momento el observador suelta una moneda que tiene en su mano y verá que la misma cae hacia el piso del compartimiento con una aceleración constante igual a -a

Otro observador realiza el mismo experimento pero en un sistema de referencia inercial en presencia de un campo gravitatorio uniforme g, donde g = -a. Al dejar caer la moneda este observador verá el mismo efecto que en el caso anterior, es decir la moneda caer con una aceleración constante = -a.


¿ Cómo podrían ambos observadores diferenciar si están en un sistema no inercial o en uno inercial dentro de un campo gravitatorio ?. La respuesta es que no pueden, y es desde aquí que Einstein establece el postulado de la teoría general de la relatividad, diciendo que ningún experimento llevado a cabo localmente puede distinguir entre un sistema de referencia acelerado en forma constante y otro inercial (no acelerado) pero en presencia de un campo gravitatorio.

Este postulado es un enunciado del principio de equivalencia entre la masa inercial y la masa gravitatoria. Así como la teoría especial de la relatividad nos lleva a fundir conceptos que se consideraban separados e independientes como son el espacio y el tiempo, en un nuevo concepto espacio-tiempo cuatridimensional; la teoría general requiere otro cambio en la visión de dicho espacio-tiempo, por el cual la causa de la gravedad esta dada por la deformación provocada en la geometría del espacio-tiempo en presencia de grandes masas.

Es decir, en lugar de tener un espacio-tiempo plano, este se curva en la vecindad de una masa. La curvatura se produce en el espacio cuatridimensional, por lo que es imposible que sea visualizada o percibida sensiblemente por seres como nosotros que somos tridimensionales. La teoría general de la relatividad trata entonces a la gravitación o gravedad como una curvatura del espacio-tiempo en cuatro dimensiones. Es decir como un fenómeno geométrico.

Es necesario señalar que en el espacio-tiempo, tanto las distancias como los tiempos son variables, y es en ello donde se vuelve compleja la comprensión para seres tridimensionales, sin embargo, intentaré de un modo amigable esbozar una estrategia de acercamiento a su comprensión.

Te recuerdo que estas entradas sólo pretenden mostrarte, en una apretada síntesis, que hay otros saberes que dan cuenta de la realidad, pretendo mostrarte cosas que en lo cotidiano asumimos como incuestionables, porque siempre fue así, sin embargo podrían ser cuestionables, o tener otra explicación, ... Como siempre, si quieres ampliar y / o profundizar este tema, puedes visitar este sitio donde se desarrolla detalladamente.



martes, 26 de octubre de 2010

Teoría de la Relatividad - Otra mirada - 4º Parte

Déjame recordarte que cuando Einstein uso sus ecuaciones, para estudiar el movimiento de un cuerpo, éstas le condujeron a una sorprendente relación entre la masa (m) del cuerpo y su energía (E), y que se expresa como E = m.c², donde c indica la velocidad de la luz, pero la confirmación de su teoría tardo en llegar.


En 1933, en París, Irene y Frederic Joliot-Curie tomaron una fotografía que mostraba la conversión de energía en masa. En ella un cuanto de luz, invisible aquí, transporta energía desde abajo. En el medio se transforma en masa, dos partículas recién creadas que se curvan en direcciones opuestas.




Mientras tanto, en Cambridge, Inglaterra, se observó el proceso inverso: la conversión de masa en energía pura, con su aparato John Cockcroft y E T S Walton partieron un átomo. Los fragmentos tenían una masa ligeramente menor que el átomo original pero se separaban con una gran energía.


Volvamos en el tiempo, en 1907, Einstein y otros exploraban las implicaciones de su teoría especial, había mostrado cómo relacionar las medidas hechas en un laboratorio con las realizadas en otro que tuviera un movimiento uniforme respecto del primero. Pero entonces, podría extenderse la teoría a laboratorios moviéndose de forma arbitraria, o sea, acelerando, frenando, cambiando de dirección.

Einstein vio un posible lazo entre dicho movimiento acelerado y la fuerza de la gravedad. Estaba impresionado por un hecho conocido por Galileo y Newton, y que lo intrigó: todos los cuerpos aunque diferentes, cuando se dejan caer desde la misma altura, lo hacen con la misma aceleración (en ausencia de la resistencia del aire). Como la invariabilidad de la velocidad de la luz que había establecido en su teoría especial de la relatividad, había aquí una invariabilidad que podría ser el punto de partida para una teoría.

Cuando Einstein descubre los principios de la relatividad especial, se conocían dos fuerzas de la naturaleza, la electromagnética y la gravedad, y ambas tenían categorías distintas en dicha teoría. La relatividad especial surge para reconciliar el comportamiento de los ondas electromagnéticas con las propiedades mecánicas de los cuerpos en movimiento. La teoría de Maxwell estaba de acuerdo con la relatividad especial.

Por el contrario la teoría de la gravitación de Newton, resultaba incorrecta desde la perspectiva de la relatividad. Para Newton, la fuerza de la gravedad consiste en una acción instantánea a distancia, lo cual para Einstein carece de sentido dado que la simultaneidad de los acontecimientos no es posible cuando estos ocurren en dos lugares diferentes del espacio debido a que la información no viaja a velocidad infinita sino con un valor máximo pero finito igual a la velocidad de la luz.

Se pregunto qué pasa cuando analizamos sistemas de referencia que se encuentran en movimiento acelerado. Lo que notamos y experimentamos sensiblemente es la aparición de efectos inerciales. Si vamos en un auto y éste de repente cambia su velocidad, ya sea porque dobla o porque acelera (cambia la velocidad), nosotros en el interior del auto sentimos o que nos movemos para un costado o que nos pegamos contra el respaldo del asiento. Si frena nos pegamos contra el vidrio de adelante. En todos estos casos estamos experimentando una fuerza que denominamos inercial pero que no sabemos quien la provoca, es decir, nada esta accionando contra nosotros para llevarnos a esa situación, simplemente hubo un cambio en las condiciones del movimiento.

De acuerdo a lo que ya sabemos respecto al movimiento relativo, podríamos decir que en todos estos casos, el auto es el sistema de referencia fijo, y lo que en realidad se mueve, hacia el costado o acelerando hacia delante o frenando, es la Tierra. Este razonamiento no nos parece lógico, sino que el sentido común nos hace pensar que es el auto el que se esta moviendo, y de allí los efectos inerciales, por eso es que Newton dijo que para el caso del movimiento acelerado, no existe el principio de relatividad sino que estos sistemas realmente tienen un estado de movimiento absoluto.

Entonces de acuerdo a este estado de la ciencia, cuando aparece Einstein teníamos dos conceptos:

1.- El estado de movimiento uniforme es relativo.
2.- El estado de movimiento acelerado es absoluto.

Einstein que siempre trataba de simplificar todo, pensaba que esto era raro y que la naturaleza debía ser más simple, es decir, tener una sola verdad, que para él se podía expresar diciendo que cualquiera fuera el estado de movimiento de un cuerpo, siempre sería relativo. Esto es lo que durante más de diez años estuvo pensando para concluir en su Teoría General de la Relatividad.

Dejo que sigas pensando todos estos conceptos, resultan un exquisito modo de cuestionar la realidad, que muchas veces damos por sentada porque siempre nos la contaron así, porque es de consenso general ... La propuesta de este sitio es ampliar nuestra visión del mundo, aceptando la duda como motor de búsqueda y aprendizaje, para abrir nuestra mente a otros modos de pensar la realidad, como digo frecuentemente, para aprender andando a percibir más allá de lo cotidiano si nos atrevemos a explorar otras miradas, otras experiencia, otros conocimientos.

Para terminar y en relación a la suma de una cuarta dimensión, el tiempo, quiero dejarte el siguiente vídeo donde mediante una animación, el doctor Quantum, personaje que en forma amena muestra porque nos cuesta percibir esta cuarta dimensión. Nuestra red neuronal no esta preparada para entenderla, sólo podemos percibir tridimensionalmente porque es lo que nuestros sentidos están acostumbrados a percibir.




Como siempre, si te interesa ahondar sobre este tema puedes recurrir a este sitio o este de donde he extraído aquellas partes necesarias para detallar esta entrada.


jueves, 21 de octubre de 2010

Teoría de la Relatividad - Otra mirada - 3º Parte

Esta entrada será una síntesis de las historias referidas a los científicos que hicieron grandes aportes al campo de la física y las matemáticas ya que Einstein condensó en su Teoría de la Relatividad todo el saber acumulado en ese campo hasta principios del siglo XX.

Terminaba la entrada anterior diciendo que la idea fundamental que surge de la Teoría de la Relatividad es la no existencia de la condición de movimiento o reposo absoluto. Sólo existe el movimiento relativo entre cuerpos, y el estado de reposo de un cuerpo será relativo a otro cuerpo, y que este es el motivo por el cual la teoría toma el nombre de Relatividad.

Si nos situamos en el espacio, no existen marcas fijas contra las cuales pudieran observarse los estados de movimiento de los cuerpos. Si por ejemplo estamos en un vagón de tren detenido en el anden, y de repente vemos otro tren en el anden contiguo que se mueve en una cierta dirección, nos da la sensación que somos nosotros los que nos movemos, porque simplemente es cierto, nos movemos relativamente al otro tren, lo cual no indica que nos estemos moviendo respecto del anden donde estamos estacionados.



La condición de movimiento esta íntimamente conectada con el tiempo. Es así que otra idea fundamental de esta teoría de Einstein será que el tiempo absoluto no existe.



Ya vimos también que si sincronizamos dos relojes, y uno queda en Tierra mientras que el otro viaja al espacio y vuelve, al llegar, la lectura en este último, mostrará que el tiempo transcurrido es menor que la lectura en el reloj de Tierra, y que si hubo una persona viajando, esta habrá envejecido menos que la que quedo en Tierra. Claro, las diferencias son imperceptibles a los sentidos, aunque no en la medición de los relojes que pueden hacerse tan precisa como sea necesario.

Einstein siempre desconfió de ciertos conceptos establecidos, no por la razón, sino por una autoridad suprema. Esta actitud le permitió dar un gran salto, animándose a proponer lo que otros no se animaban o simplemente no se cuestionaban para no ser tildados de tontos.

Lo que Einstein trataba de hacer cuando propuso su teoría especial de la relatividad, era encontrar el sentido a un conjunto de propiedades de la naturaleza observadas durante un largo período de tiempo, y estas eran:

a.- La relatividad de la mecánica: Ya se dijo que la rama de la física que estudia como las masas responden a las fuerzas que actúan sobre ellas y a su movimiento, se denomina Mecánica. Newton desarrolló esta rama de la física, a partir de contribuciones hechas anteriormente por Galileo. Las leyes de la mecánica, tienen implícito un principio de relatividad. Este dice que no existe ningún experimento mecánico que pueda revelar el estado de movimiento de un observador. Este solo puede medir su movimiento relativo a otro observador u otro objeto. Einstein extendió este principio de relatividad de la mecánica a toda la física cuando dijo que ningún experimento, no solo mecánico, puede determinar un estado de movimiento absoluto. Su gran salto fue afirmar, el movimiento absoluto no existe.

b.- La relatividad de la electricidad y el magnetismo: Recordemos, cuando hablamos de Maxwell, que la electricidad es un fenómeno de la naturaleza asociado con pedazos de materia cargadas positiva o negativamente. Este fenómeno se manifiesta porque entre dichos pedazos de materia cargada se ejerce una fuerza de atracción o repulsión. Cuando las cargas están en reposo hablamos de electricidad estática, mientras que si están en movimiento las denominamos corriente eléctrica. Al frotar un vidrio con un trapo y luego acercarlo a un papel tendremos un ejemplo de electricidad estática, mientras que del enchufe de la pared lo que obtenemos es una corriente eléctrica que esta producida por cargas en movimiento.

El magnetismo por otro lado, es una propiedad que tienen algunas substancias (especialmente el hierro), que se manifiesta también por una fuerza de atracción o repulsión, sobre substancias similares. La experiencia común que tenemos de este fenómeno es la observada con los imanes, los cuales interpretamos están rodeados de energía magnética que produce estas atracciones y repulsiones.

Comenzando el siglo XIX, entonces, los científicos descubrieron que estas fuerzas estaban relacionadas y a partir del conocimiento de esta interrelación, comenzó a denominarse a estos fenómenos electromagnéticos.

Lo que observaron los científicos de esa época, era que existía un principio de relatividad en el electromagnetismo, ya que los movimientos, sea de las cargas como de los imanes, para que produjeran campos magnéticos o eléctricos, eran movimientos relativos entre las partes con las que se hacia el experimento. Sólo se puede comprobar el estado de movimiento relativo entre la bobina y el imán, pero no cual de los dos es el que en realidad se esta moviendo.

Como surge de lo visto hasta aquí, una mirada desprejuiciada y atenta sobre la realidad, permitió a Einstein avanzar tanto a nivel individual como colectivo, ya que sus aporte transformaron para siempre el campo científico, y si bien no todos podremos transformar radicalmente nuestro entorno, como Einstein gracias a su genialidad, si creo que sólo quienes se atreven a seguir sus intuiciones, con una actitud desprejuiciada y atenta, logran desarrollarse plenamente y alcanzar su máximo potencial.

Ahora toca seguir con la Teoría de la Relatividad General, pero ese será tema de otra entrada.